yankis.es.

yankis.es.

La Isla de Ellis en Nueva York

Introducción

La ciudad de Nueva York es conocida por su impresionante arquitectura, rascacielos icónicos, y su vibrante vida nocturna. Sin embargo, hay mucho más que explorar en esta ciudad de lo que se ve a simple vista. La Isla de Ellis es uno de esos lugares que a menudo se pasa por alto, pero que merece la pena conocer. En este artículo, te llevaremos a través de la historia y las atracciones de la Isla de Ellis.

Historia de la Isla de Ellis

La Isla de Ellis se encuentra en la Bahía de Nueva York, y fue el principal puerto de entrada para los inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos desde el extranjero entre 1892 y 1954. Durante este tiempo, más de 12 millones de personas pasaron por la isla después de haber viajado miles de kilómetros desde sus hogares en busca de una vida mejor en Estados Unidos.

La isla se llamaba originalmente "Isla de Grano", pero en 1770 fue comprada por Samuel Ellis, quien la renombró como Isla de Ellis. Durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, la isla fue utilizada por los británicos como una base de operaciones. Después de la guerra, la isla pasó a ser propiedad privada y fue utilizada para actividades como la agricultura, la pesca y la caza.

Sin embargo, en 1890, el gobierno federal compró la isla con el objetivo de crear un centro de inmigración. La construcción del centro comenzó en 1892 y se inauguró oficialmente en 1893.

Visitando la Isla de Ellis

La Estatua de la Libertad

Antes de llegar a la Isla de Ellis, la mayoría de los visitantes deben tomar un ferry que sale desde la Isla de la Libertad. La Estatua de la Libertad es uno de los monumentos más emblemáticos de Nueva York y es un gran atractivo para los turistas. La estatua fue un regalo del pueblo francés a los Estados Unidos en 1886 para marcar el centenario de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos. El ferry ofrece vistas impresionantes de la estatua desde el agua y la oportunidad de tomar algunas fotos increíbles.

El Centro de Inmigración de la Isla de Ellis

Una vez que llegues a la Isla de Ellis, lo primero que notarás es el majestuoso edificio del centro de inmigración. El edificio de ladrillo rojo y mármol blanco cuenta con una arquitectura impresionante que refleja la importancia histórica de la isla. El centro de inmigración ahora alberga un museo que ofrece una amplia gama de exhibiciones interactivas que cubren la experiencia del inmigrante y la historia de la isla.

Las exposiciones incluyen fotografías, vídeos y objetos históricos que cuentan la historia de los inmigrantes. Los visitantes pueden ver los dormitorios, las cocinas y las oficinas que los inmigrantes utilizaban cuando llegaron a la isla. Las exposiciones también exploran la diversidad de los inmigrantes que llegaron, incluyendo personas de todas las edades y orígenes, que venían en busca de libertad y una vida mejor.

Explorando la Isla

Además del centro de inmigración, la Isla de Ellis cuenta con muchos senderos para caminar desde los que se pueden disfrutar de vistas panorámicas de Manhattan y Nueva Jersey. También hay un jardín de las islas de la Bahía en la isla, que es un jardín botánico que cuenta con una gran variedad de plantas y flores exóticas.

Los visitantes pueden optar por hacer una visita guiada para conocer mejor la historia de la isla. Las visitas guiadas están disponibles en varios idiomas y tienen una duración de alrededor de una hora.

Actividades en la Isla de Ellis

Ceremonias de ciudadanía

La Isla de Ellis es un lugar muy especial para los inmigrantes, y muchas personas viajan a la isla para asistir a la ceremonia de ciudadanía de los Estados Unidos. Las ceremonias de ciudadanía se llevan a cabo en el edificio del centro de inmigración y son un evento emocionante que celebra la llegada de nuevos ciudadanos estadounidenses. Si tienes la oportunidad de asistir a una de estas ceremonias, ¡definitivamente no te la pierdas!

Eventos especiales

A lo largo del año, la Isla de Ellis acoge una gran variedad de eventos especiales que ofrecen una experiencia única a los visitantes. Uno de los eventos más populares de la isla es el "Tour de fantasmas de la Isla de Ellis", que se celebra en Halloween. Durante el tour, los visitantes pueden explorar los rincones más oscuros y espeluznantes del centro de inmigración y conocer historias de fantasmas. Otros eventos populares incluyen ceremonias de clausura para veteranos, eventos de música y baile, así como muchos más.

Cómo llegar a la Isla de Ellis

La Isla de Ellis se encuentra en la Bahía de Nueva York, a unos 13 kilómetros del centro de Manhattan. La única forma de acceder a la isla es a través de un ferry que sale desde la Isla de la Libertad. Los boletos están disponibles en línea o en el lugar de salida del ferry, y el tiempo de viaje es de unos 20 minutos.

La Isla de Ellis es sin duda un lugar que merece la pena visitar. La historia, la arquitectura y las vistas impresionantes hacen que la isla sea una parada obligada durante cualquier visita a Nueva York. Explora el centro de inmigración, camina por los senderos y disfruta de las vistas panorámicas.

  • Recomendamos llevar zapatos cómodos para caminar ya que hay mucho por ver y por ello puede ser necesario caminar bastante.
  • No olvides llevar tu pasaporte o documento de identificación si planeas asistir a una ceremonia de ciudadanía.
  • Si tienes alguna pregunta o necesitas ayuda, no dudes en preguntar al personal en la isla. Los empleados son muy amables y están dispuestos a ayudar en cualquier momento.

En resumen, la Isla de Ellis es un destino turístico único en la ciudad de Nueva York. Su historia, arquitectura y ubicación en la bahía de Nueva York la hacen un lugar especial. Si tienes la oportunidad de visitar la isla, asegúrate de hacerlo, ¡no te arrepentirás!